Desde el 18 de febrero se desconoce el paradero de Mary Stella Gómez Mulet, después que se reuniera con su marido Roberto Colón en Boynton Beach.

La investigación de la misteriosa desaparición de Gómez Mulet continúa mientras sus familiares ruegan por recibir noticias suyas.


La última persona en verla con vida fue su esposo Colón quien a su vez la acusa de fraude por presuntamente robarle a su madre, una anciana con alzhéimer a quien Gomez Mulet atendía en Hialeah.

«Se va presa, se va presa. Porque ella le robó mucho a una vieja, ella abusó de una vieja», dijo Colón a AmericaTeVe sobre lo que sucederá a Gómez Mulet cuando aparezca.

Colón declaró en exclusiva a América Noticias que su esposa le trajo el carro de su mamá desde Hialeah hasta Boynton Beach y después que discutieran por el presunto fraude la mujer de 44 años se marchó a pie.

El pasado 18 de febrero, una llamada que la desaparecida realizó a una amiga desde la casa de su marido alertó a las autoridades, porque sorpresivamente gritó el nombre de su esposo y su teléfono se apagó de inmediato, informó el citado medio.


Colón, de 67 años, informó que varios detectives realizaron una búsqueda exhaustiva en su vivienda y que les entregó no solamente los documentos que demuestran el presunto fraude que cometió su esposa, sino también un dispositivo de una computadora.

En estos momentos, el consulado de Colombia asiste a los hijos de la desaparecida para que les brinden una visa humanitaria y así puedan viajar a los EE.UU. para buscar a su madre.