El tribunal español de la Audiencia Nacional negó la solicitud de extradición a Cuba de un opositor cubano que estaba siendo acusado por el régimen castrista de tráfico de personas en la Isla.


Al opositor, acusado de ayudar a varias personas a huir del país rumbo a México y EEUU, enfrentaría una condena de cadena perpetua por el régimen castrista, según informó el diario español La Razón.

Su defensa corrió a cargo del prestigioso bufete penalista Chabaneix Abogados, que ya ha obtenido otros importantes éxitos parando órdenes de extradición de exiliados políticos en España que se enfrentaban a tribunales políticos de dudosas garantías en sus países de origen. 

Entre los factores a favor de la defensa se tomó en cuenta que los delitos imputados al opositor no son en sí violaciones de la ley en el país europeo.

Los abogados defensores además abarcaron el principio de reciprocidad en tales casos entre ambos países.


El principio de reciprocidad establece la obligación de los estados de reconocerse obligaciones entre sí basados en un tratamiento homologable del derecho. Se reconoce el derecho de un país según su comportamiento con otro.

En el caso de Cuba, en numerosas ocasiones, ha negado la extradición a España de criminales perseguidos en España.

Basado en estos hechos Chabaneix Abogados auxilió su defensa en el incumplimiento del principio de reciprocidad por parte de Cuba.

La identidad del opositor no fue revelada por el citado medio. Solo se dio a conocer que reside en la capital española.