Un comunicado oficial entregado a varias locales y organismos en Cuba deja claro que todas las festividades en el mes de diciembre quedan suspendidas.

La prohibición se extiende hasta el 6 de enero e incluye espectáculos bailables, presentaciones humorísticas ni conciertos en plazas.

El gobierno de Cuba ha extendido el luto obligando a los cubanos a no poder disfrutar de las fiestas de diciembre que se celebran en todo el país.