La policía ha confirmado que un enfermero fue arrestado con relación al asalto sexual que sufrió una paciente en estado vegetativo que dio a la luz a finales de diciembre, confirmó ABC 15 Arizona.


Las autoridades llevaron a cabo el arresto basado en prueba de ADN del bebé que nació de la paciente el 29 de diciembre.

Los detalles de cómo sucedió salieron a la luz durante los primeros días del año. Una enfermera del centro llamó al 911 cuando se percataron del nacimiento. La policía comenzó una investigación y con el paso de los días algunos empleados comenzaron a dar declaraciones a los medios. El personal del centro desconocía que la paciente estaba embarazada.

La alcaldesa de Phoenix, Thelda Williams, y el jefe de la policía de Phoenix, Jeri Williams, sostuvieron una conferencia de prensa con el anuncio el miércoles por la mañana.

El arrestado ha sido identificado como Nathan Sutherland, de 36 años de edad, cuidador y enfermero con licencia en la instalación Hacienda Healthcare donde la mujer ha estado internada para más de una década.


El medio confirmó que según los informes, Sutherland fue responsable de cuidar a la víctima en el momento en que ocurrió el asalto sexual. Trabajó en las instalaciones desde 2011.

A principios de esta semana, el centro anunció que dos médicos ya no practicaban y la familia aclaró la condición de la víctima, diciendo que no está en coma, pero sufre una discapacidad intelectual.

Sobre la salud del bebé no se ha dado mucha informacion, solo que se encuentra «bastante bien».

Al agresor se le presentarán cargos por agresión sexual y un cargo de abuso de adultos vulnerables.