Un reporte del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) revelaron que las enfermedades cardiovasculares son un verdadero problema de salud pública en la isla.

Según las autoridades enfermedades cardiovasculares y las cerebrovasculares son uno de los principales factores de riesgo y de muerte entre los cubanos.

Cada año mueren más de 35.000 personas en la isla por esta causa según las estadísticas.