Ignacio Gónzalez, periodista independendiente, fue apresado por las autoridades cubanas, en el momento que filmaba en La Habana Vieja las opiniones de los cubanos acerca de Donald Trump. El reportero y el camarógrafo, fueron retenidos por más de media hora.

Mientras llevaban a cabo su trabajo, un individuo se acercó intentado impedir lo que estaban haciendo, manifestando ser de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Los comunicadores optaron por no apagar la cámara.

No satisfecho con lo que le explicaba González, que se encontraba haciendo un trabajo para el que tenía el permiso, el individuo y otro acompañante llamaron a la policía del área.

Una cubana expresó, mientras observaba la discusión: «Los cubanos somos carneros, vamos donde nos mandan».