Familia en Florida. Foto: Pixabay

Un estudio de Ong Annie E. Casey Foundation publicado en el libro Kids Count ha revelado que en Florida han aumentado la cifra de bebés que nacen con bajo peso, y cada vez son más los adolescentes que abusan del alcohol y las drogas, un indicador que puede incidir en el incremento de los fallecimientos de menores y jóvenes, informa Orlando Sentinel citado por MiamiDiario.


Otro punto vulnerable que arrojó la investigación, es que de 2017 en adelante ha bajado el número de niños con cobertura de salud, hace dos años atrás unos 325 mil menores no contaban con ese servicio, aspecto que fue considerado el más alarmante para quienes estuvieron a cargo del estudio.

4.2 millones de niños residían en Florida en 2017, con proyecciones de 1.1 millones más para 2045, de ahí que se deduzca el estado debe invertir más recursos para garantizar el bienestar y la salud de los menores.

En 2019 Florida acaba de subir al puesto 37, evidencia de que la calidad de vida de los niños se encuentra muy desmejorada, el Estado del Sol ocupaba el peldaño 34 en 2018.

Una comparación de los dos últimos años muestra que los investigadores descubrieron que ha aumentado la cifra de bebés con bajo peso al nacer, y en el caso del consumo del alcohol y drogas en la adolescencia sólo se ha incrementado un 1%.

En 2017 más de 800 mil niños vivían en pobreza en Florida, lo que significa que uno de cada cinco infantes se enfrenta a esta situación, así mismo otro hallazgo investigativo fueron los problemas por diferencias étnicas.


Un punto a favorable es que más jóvenes asistía a la escuela en 2017, con respecto a 2010, de igual modo quienes se graduaban de secundaria vieron una mejora en sus calificaciones.

Como aspecto positivo en 2017 una cifra más alta de padres contaban con empleo seguro, y un 30% de los niños pertenecían a familias monoparentales.

No obstante, mientras más niños vivan en Florida, es necesario tomar más medidas para garantizar su bienestar, incluido el seguro de salud, indicó Norín Dollard, director de Florida Kids Count.

Algunas de las recomendaciones fueron que el gobierno local aumente la cobertura de salud para los infantes, y se creen fondos para la educación.