Cuba refrescos escasez

En medio de una fuerte crisis alimentaria en el país, la estatal Empresa de Bebidas y Refrescos de La Habana (Ember), asegura que puede aumentar sus productos, incluso que lanzará nuevamente algunos que llevaban más de 20 años sin presencia en el mercado interno.

Según aseguró a la prensa, Nilda López, directora general de la empresa, con motivo de los cinco siglos que cumplirá La Habana el próximo 16 de noviembre, Ember está produciendo esencias para preparar refrescos que pueden alcanzar los 66 litros por cada envase. Dijo además que se incluirá también el logotipo 500 aniversario en varios productos de la empresa como los sabores (coco, mantecado y vainilla) que se utilizan para la repostería.


En las declaraciones a la prensa no se habló sobre la ausencia de las demandas cerveza bucanero y cristal, desaparecidas desde hace meses del mercado nacional. En su lugar en los establecimientos solo aparecen intermitentemente marcas como la Heineken, Hollandia, la mexicana Sol o la conocida Presidente de República Dominicana.

La respuesta a la desaparición de las demandadas cervezas nacionales parece estar en los costos de importación, inferiores al precio de tener que producirlas en el país. Licet Entenza, funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior reiteró hace unos meses que ha habido problemas con la tecnología y con la materia prima en las fábricas y que por eso la demanda no satisface los volúmenes de producción.

“Se han encontrado ofertas en el mercado internacional con precios muy buenos, por debajo de los 30 centavos por unidad, nada comparable con los precios de producción de la cerveza en Cuba” aseguró Entenza.

Sobre los productos desaparecidos hace más de una década, Ember resaltó que luego de 21 años sin salir al mercado se volverán a producir los vinos de la marca Plaza, que comenzarán a venderse desde el mes de julio.


Las declaraciones tampoco precisaron si se facilitarían las ofertas para la población en moneda nacional, pero en cambio aseguraron que “Para la sustitución de importaciones la Ember trabaja con el turismo y con las cadenas de tiendas recaudadoras de divisa, no solo para el mercado minorista y la hotelería, sino también para que los trabajadores por cuenta propia tengan acceso a algunas de sus producciones”.

De las conocidas botellitas y las latas de refresco que tanto demanda la población cubana en medio del intenso calor tampoco se ofrecieron detalles sobre si se producirán ahora que el país atraviesa por una fuerte crisis y racionamiento de varios productos alimenticios.  

La Empresa de Bebidas y Refrescos de La Habana quien a nivel internacional se distingue por las ventas de la marca de ron Legendario, se encuentra en proceso de inscribir dos marcas de nuevos productos, aunque no se precisó si eran refrescos o bebidas.

La empresa aseguró que podrá mantener también la producción del vinagre blanco, que se produce con derivados de la caña, y que tiene como uno de sus principales destinos la empresaPapas & Company, quien demanda su uso para la producción de mayonesas y aderezos.

Ahora solo falta ver que esa pluralidad que asegura Ember pueda verse también en los mercados, en las cafeterías estatales y particulares del país y que también la calidad vaya en paralelo como dignos regalos que merece la población habanera, no solo por el 500 aniversario de la ciudad.