En junio pasado EEUU registró un déficit presupuestario de 74.900 millones de dólares, normalmente en este mes el gobierno registra un superávit, según el Chicago Tribune.

Los impuestos corporativos bajaron en correspondencia con 2017; el jueves el Departamento del Tesoro reportó que el mes pasado, el déficit aumentó el desbalance en lo que va del año a 607.100 millones de dólares, lo que se traduce en 16,1% más en comparación con el mismo período el pasado año.

Un pronóstico de la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso anuncia un déficit presupuestal anual de 793.000 millones de dólares, relacionados en parte al reflejo de la reforma fiscal por 1.500 billones que el Congreso aprobó en diciembre de 2017.

Sumándole a esto, el incremento del gasto gubernamental que los legisladores aprobaron en 2018.


(Con información de Chicago Tribune)