En reunión convocada por la Casa Blanca, el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, declaró que el apellido Castro “se desvanece” en Cuba, pero sin embargo persiste el estado policial.

Pence se ha caracterizado por hacer fuertes declaraciones sobre el régimen de La Habana, este martes no fue la excepción, en la Asamblea General de la OEA (Organización de Estados Americanos), que reunió a 20 de los 34 miembros del organismo multilateral, el vicepresidente expresó:

“En Cuba, el nombre de Castro ha comenzado a desvanecerse, pero bajo un sucesor elegido a dedo, su legado perdura y el estado policial represivo que establecieron aún está siempre presente”, sostuvo.

“Pero bajo el presidente Donald Trump, Estados Unidos siempre defenderá que ¡Viva Cuba Libre!”, exclamó para poner fin a su breve alocución.


En la reunión de Washington, Pence también hizo alusión a los avances en materia de libertades en Las Américas.

“Con los años, la libertad ha logrado grandes avances en nuestra región, iluminando un mejor camino y una vida mejor para millones de personas. Pero cuando nos reunimos aquí, lamentablemente, la oscura nube de la tiranía aún pesa sobre algunos de nuestros vecinos”, afirmó.

Mencionó la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, y dejó en claro la postura de la administración actual con respecto al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Además el vicepresidente estadounidense hizo un llamado “a la comunidad de naciones libres, de todo este Nuevo Mundo, para que expulse la dictadura de Maduro de la @OAS_official. La OEA debe respaldar la libertad, y ahora es el tiempo”, tuiteó.

(Con información de Martí Noticias)