Unas 150 empresas gallegas exportaron a Cuba en 2017 bienes valorados en 31,7 millones de euros, la cifra más alta de la última década, según informa La Voz de Galicia.


Dentro de los productos gallegos que llegaron a la Isla se encuentran: automóviles (valorados en 4 millones de euros), pescados congelados (3 millones), filetes y productos de pescado (2,3 millones), equipos de climatización (1,4 millones), equipos y componentes (1,1 millones), material eléctrico (1 millón) y ortopedia (0,4 millones).

En el caso de los productos del mar que se trajeron al país, el monto ascendió a más de 5 millones de euros.

De las 150 empresas gallegas, 36 son exportadoras regulares cuyo comercio con La Habana se remonta como mínimo a cuatro años.

Asimismo, el Gobierno gallego señala sus intereses en varios renglones en Cuba como las energías renovables, la pesca, la construcción naval, la biotecnología, la investigación médica o la industria agroalimentaria.


Tampoco faltan las quejas de las empresas que señalan los problemas con los pagos.

«Cuba es un mercado interesante pero hace falta cambiar las reglas del juego, hay que ofrecer más garantías a los inversores y los exportadores, porque esto solo ocurre cuando compran bienes que son imprescindibles para ellos», advierte Enrique Costa, de Erma, una empresa del sector de la automoción que ha estado exportando a la Isla.

Muchos empresarios coinciden en que «hay dificultades para asegurarse los cobros porque es un país de riesgo bancario y financiero».

Madrid, que no ha ocultado su interés en consolidar la posición de sus empresas en Cuba, recientemente aprobó la condonación de casi 2.000 millones de euros de deuda cubana y tiene pendiente fijar a qué va a destinar 275 millones de euros que, en lugar de perdonarse, deben invertirse en proyectos de interés común para ambas partes.

(Con información de Diario de Cuba)