Inversiones en Cuba. Foto: Pixabay

En momentos en que EEUU apunta contra los regímenes de La Habana y Caracas, algunas empresas extranjeras tratan de defender sus intereses en Cuba mientras otras reconsideran el riesgo de invertir en el país comunista, explicaron expertos a Reuters, informa Diario de Cuba.


La frágil economía cubana se vería más resentida aún con la caída del Gobierno socialista de Venezuela.

Diversas fuentes comentaron a la agencia de prensa que las nuevas medidas de Washington orientadas a la inversión extranjera y el turismo contra La Habana empeorarán las cosas y amenazan los futuros negocios.

A los empresarios les preocupa «la persecución de Trump contra la Isla», asegura David Mathew, inversionista británico inmerso en varios proyectos en la Mayor de las Antillas.

Por otra parte la administración de Donald Trump ha sugerido que podría entrar en vigor por primera vez el Título III de la Ley Helms-Burton, el próximo mes, lo que permitiría a ciudadanos estadounidenses demandar a compañías y personas extranjeras que han invertido en propiedades confiscadas por el Gobierno cubano después de 1959.


Un agregado comercial de un país europeo con grandes intereses comerciales en la Isla caribeña expresó: «todas son malas noticias. La economía va a empeorar más debido a la crisis de Venezuela y las nuevas amenazas de Trump. Nuestros empresarios vienen a preguntarnos qué podemos hacer (…) Están realmente preocupados y nosotros también».

Desde hace algunos años el régimen de Nicolás Maduro comenzó a disminuir el envío de petróleo subsidiado a La Habana, debido a la fuerte crisis que ha experimentado la nación suramericana, así ha sido como Cuba ha reducido su dependencia de Venezuela, diversificando sus compras de otras fuentes como Rusia y Argelia.

Pavel Vidal, un execonomista del Banco Central de Cuba y profesor de la Universidad Javeriana, en Cali, Colombia, dijo que «el producto Interno Bruto podría caer entre un 4% y un 8% en un escenario de caída de los flujos y acuerdos graduales».

«Si hay un cambio de régimen y cancelación de todos los acuerdos, el impacto podría ser mayor», agregó el experto.