Foto: Cuba Posible

Un grupo de pequeños empresarios en Cuba ha decidido formar la primera asociación privada de Cuba y pide al gobierno de la isla que se los permita.


“Queremos ayudar a los ciudadanos, a los emprendedores menos agraciados económicamente”, dijo a The Associated Press Edilio Hernández, uno de los asesores de la agrupación. “Es un proyecto que me gusta y yo como abogado sé las lagunas (legales) que hay para estos sectores”.

Según un reporte oficial, 2016 cerró con 535.000 licencias de cuentapropistas en las 200 categorías permitidas por las autoridades, cinco veces más que los autorizados antes de 2010.

La Asamblea Nacional del Poder Popular decidirá hoy si ratifica la existencia de organizaciones independientes que agrupen a los empresarios cubanos. Los empresarios que ven la idea con simpatía esperan a que este legalizada para unirse.

“Algunos se nos acercaron muy interesados, pero no quieren pertenecer hasta que estemos aprobados. Muchos realmente entienden que hace falta un faro, alguien que los ayude”, dijo Hernández.


El gobierno de Cuba quiere que los empresarios se unan a los sindicatos bajo la estructura gubernamental.