La empresa mexicana Aerolíneas Damojh, quien tenía contrato de arrendamiento con Cubana de Aviación y de donde venía el Boeing 737 que se estrelló en La Habana ofreció a los familiares de las víctimas un pago «adelantado» de entre $2000 y $5000 dólares para cubrir necesidades económicas inmediatas.


«El pago a cuenta es algo que está recogido en los convenios internacionales. Puede oscilar entre los $20,000 por pasajero a $50,000 Después [si] se establece la demanda y de la cantidad que falle el juez, se descuenta ese dinero», dijo el abogado Carlos Villacorta Salís, a El Nuevo Herald.

El pasado mes de mayo familiares de 30 pasajeros, los familiares de los 6 tripulantes y de la sobreviviente presentaron una demanda colectiva para reclamar una indemnización confirmó El Nuevo Herald. Los demandantes son respaldados por tres despachos de abogados en España, dos en México y uno en Estados Unidos.

“La denuncia ha sido extendida al propietario de Damojh, el empresario español Manuel Rodríguez Campos, quien eventualmente puede estar sometido a la jurisdicción de los tribunales españoles por su nacionalidad”, dijo uno de los abogados.

Hace unos días los abogados de las víctimas denunciaron precios y poca colaboración de las autoridades para entrevistarse con familias de las víctimas. Llegaron al punto de invitarlos a abandonar Cuba.