La empresa estatal cubana Marlin SA, quiere convertir bases náuticas en marinas turísticas buscando inversionistas extranjeros según reporto Diario de Cuba.


Misael Corona, director de Desarrollo y Negocios del conglomerado, dijo a la oficial Agencia Cubana de Noticias (ACN) que pretende «convertir bases náuticas cubanas en marinas turísticas», e incrementar sus capacidades, «para que puedan recibir yates o mega yates de pequeño y mediano porte, de cualquier parte del mundo».

El gobierno de Cuba está apostando por las instalaciones de lujo para atraer un turismo exclusivo.

Entre las bases incluidas en el proyecto están la base de Tarará, al este de La Habana, y las marinas internacionales Cayo Guillermo, al norte de Ciego de Ávila, y Dársena de Varadero, en Matanzas.