Desde hace dos años la empresa camaronera Cultizaza de Sancti Spíritus busca un inversionista extranjero para asociarlo a su producción, sin éxito hasta el momento, la compañía está a la venta.


La Mayor de las Antillas necesita $2,500 millones de dólares anuales en inyecciones de capital extranjero, por lo tanto su llamada Cartera de Oportunidades ha incluido más empresas estatales que buscan atrevidos empresarios para invertir.

El director en funciones de Cultizaza, Luis Orlando Rodríguez dijo a la prensa local que en tres ocasiones del 2016 a la fecha, recibieron la visita de empresarios españoles, quienes “recorrieron las instalaciones de dicha entidad y constataron la forma y el manejo con que se cría el camarón en Tunas de Zaza, así como las potencialidades de desarrollo”.

No obstante, nada se concretó, y ningún inversionista se animó en la aventura, recoge Martí Noticias.

Al igual que la empresa spirituana, “las restantes camaroneras del país están abiertas a negociaciones con socios extranjeros, acción materializada en la de Calisur, Granma, donde empresarios mexicanos, vinculados a la producción del pienso con que se alimenta la especie, se asociaron a la misma”, dijo el funcionario, quien aprovechó la ocasión para explicar las ventajas de Cultizaza que en 2017, produjo 805 toneladas de camarones, el 86 % de las cuales fueron exportadas, y el resto vendidas a las empresas turísticas cubanas.


(Con información de Martí Noticias)