Las autoridades sanitarias han emitido una alerta de no nadar en parte de la playa en Miami Beach debido a la presencia de bacterias.

El aviso fue emitido para la zona que se encuentra en North Shore Ocean Terrace en Miami Beach en la calle 73.

Las pruebas realizadas detectaron un alto nivel de enterococci, una bacteria que por lo general se encuentra en el tracto intestinal de humanos y animales.

Nadar en un agua con la bacteria puede provocar enfermedades a los humanos, así como infecciones.