La compañía aérea Emirates se ha visto obligada a cambiar tripulaciones de sus vuelos con destino a Estados Unidos luego de que el presidente norteamericano, Donald Trump, firmara un decreto que suspende la entrada a ciudadanos procedentes de varios países musulmanes, informa Reuters.

La aerolínea, que vuela a 11 ciudades estadounidenses, ha hecho «los ajustes necesarios en la tripulación para cumplir con los requisitos más recientes», escribió una portavoz de Emirates a la agencia, agregando que los vuelos a Estados Unidos continúan operando según el horario previsto.

Este viernes Trump firmó una orden ejecutiva para regular el flujo de entrada de inmigrantes en su país y que contempla la restricción del acceso a EE.UU. de refugiados de varios países musulmanes, incluidos Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

En este sentido, el consultor independiente de aviación, John Strickland, considera que la medida firmada por Trump genera «una mezcla de confusión administrativa, ‘shock’ e incertidumbre para muchos viajeros, así como quebraderos de cabeza operativos y prácticos, ademas de complejidades para las aerolíneas en la planificación de sus programas de vuelo».