El embajador cubano en EEUU, José Ramón Cabañas Rodríguez envió una misiva a The Wall Street Journal en la que advierte de que los “renovados esfuerzos estadounidenses por promover el negocio de la disidencia en Cuba no tendrán el más mínimo éxito”.

El diario estadounidense hizo pública la carta del diplomático cubano en la edición del domingo.

Cabañas Rodríguez reacciona a un editorial del periódico titulado: “Cuba consigue un Castro Convertible tras la toma de posesión de Miguel Díaz Canel como nuevo presidente cubano”.

En el texto, el jefe de la diplomacia cubana en EEUU, se manifiesta contra la “prensa corporativa” del país, ya que en su opinión se ha mostrado históricamente en contra de la libertad de la Isla, primero hace alusión al poder de la colonia española en el siglo XIX, luego “elogiando a los políticos corruptos locales que apoyaron la invasión, primero militarmente y luego económicamente, de las compañías estadounidenses durante la primera mitad del siglo XX, para más tarde demonizar de manera implacable la Revolución Cubana desde su inicio, en palabras de Cabañas Rodríguez.


“Todavía hay un embargo financiero, económico y comercial impuesto a Cuba con la intención de matar de hambre a la población”, declara en la misiva el embajador cubano.

Para el enviado del castrismo a Washington el lenguaje que utiliza el consejo editorial de The Wall Street Journal es sórdido al referirse a Cuba.

“Es el ejercicio típico de aquellos que quedan sin argumentos”, apunta, y rememora que aun “hay un embargo financiero, económico y comercial impuesto a Cuba con la intención de matar de hambre a la población. Sin embargo, el bloqueo de la información ha disminuido. Los estadounidenses viajan masivamente a Cuba y el 75% de ellos apoya una mejor relación con nuestro país”.

Para finalizar el funcionario cubano dice que “para mantener una parte de la audiencia que aún tiene, antes de criticar a Cuba otra vez, o cualquier otro país de América Latina o el Caribe, para el caso, comience mirándose en el espejo”.

El diario estadounidense en su editorial del 22 de abril pasado, aseguraba que el cambio en la presidencia de Cuba era nominal en alusión a la libertad del pueblo de la Isla.

The Wall Street Journal se refería a la lealtad de Miguel Díaz-Canel al Partido Comunista de Cuba, del que Raúl Castro sigue siendo secretario general, explica el diario independiente cubano 14ymedio.

“Si el Sr. Díaz-Canel quiere mantener su trabajo y sus privilegios, los derechos humanos no estarán en su agenda”, detallaba un fragmento del texto del periódico de EEUU.

Llamaba al clan castro la familia del crimen, señalando que la política del presidente Donald Trump hacia La Habana no es tan eficaz como la falta de confianza que tienen los inversores, por lo cual la economía en la Isla está rota; 14ymedio señala que al final la publicación concluía elogiando a las Damas de Blanco.

(Con información de 14ymedio)