Centro Nacional de Huracanes @Twitter

Luego de llegar a huracán categoría 1 ayer en la tarde, Elsa se debilitó a una tormenta tropical cuando amenazó la costa norte del Golfo de Florida el miércoles después de pasar por la región de la Bahía de Tampa con ráfagas de viento y fuertes lluvias.

La tormenta se movía hacia el norte, casi paralela a la costa oeste del estado, según los meteorólogos.


El gobernador Ron DeSantis dijo que los pronósticos indicaban que el ciclón llegaría a tierra entre las 8 a.m. y las 9 a.m. Una advertencia de tormenta tropical estaba vigente para un largo tramo de costa, desde Egmont Key en la desembocadura de la bahía de Tampa hasta el río Steinhatchee.

«Les pedimos que se lo tomen en serio», dijo el gobernador republicano a los periodistas el martes en Tallahassee. «Este no es el momento de hacer un viaje de placer porque tenemos condiciones peligrosas».

No hubo informes inmediatos de daños o lesiones en el área de Tampa Bay, que es muy vulnerable a las marejadas ciclónicas. Se pronosticó que los vientos más poderosos permanecerían cerca de la costa de las ciudades costeras al oeste de San Petersburgo.

Los vientos máximos sostenidos de Elsa alcanzaron los 100 kph (65 mph) la madrugada del miércoles. Su núcleo estaba a unas 50 millas (75 kilómetros) al sur suroeste de Cedar Key. Se movía hacia el norte a 14 mph (22 kmh), según el Centro Nacional de Huracanes.


Los meteorólogos dijeron que Elsa atravesaría el interior del norte de Florida como una tormenta tropical con fuertes lluvias y viento, luego se trasladaría a Georgia, las Carolinas y Virginia antes de partir hacia el Océano Atlántico el viernes.