La modelo y presentadora cubana Sheila Laza, que sólo estuvo una semana en la mansión de Nuestra Belleza Latina (NBL), porque el público la salvó de un grupo digital, fue la primera eliminada del certamen el domingo en la noche.

Laza habló con La Familia Cubana, y comentó su experiencia en este popular concurso latino, donde confesó no tuvo mucho tiempo para que la teleaudiencia la conociera.

«Aprendí muchísimo, primero que todo estoy muy agradecida con la producción por esta gran oportunidad que me han dado, la verdad que ese era mi sueño, pisar la mansión, pisar esa tarima, y lo logré aunque haya sido por una semanita, por lo que sea, sé que esto me va a abrir muchísimas puertas, y si no me las abre yo las voy a ir tocando, pero de verdad que la experiencia fue maravillosa», reveló Sheila, quien también contó que tuvo una semana bastante tránquila en la mansión, y que las demás concursantes le dieron una espectacular bienvenida.

La cubana dijo que ella ya sentía que la del 11 de noviembre iba a ser su gala final, «porque exacto no he tenido tiempo de que el público me conociera, lamentablemente no se pueden comparar los seguidores de las muchachas con los seguidores míos, que acabo de entrar, y que nunca he estado en ningún programa ni nada para que yo fuera reconocida».

No obstante la cubana que reside en Texas, admite disfrutó mucho estar el tiempo que estuvo en NBL, «y con tan sólo el hecho de llegar, ya hice algo», puntualizó.

Sheila quiso enviar un mensaje a las concursantes venezolanas Andrea y Migbelis, ella habló de la necesidad de apoyarse.

«La verdad que sí el apoyo da muchísima fuerza a las muchachas, uno se apoya porque das más energía para seguir adelante, no hay tanta controversia, para qué las peleas si eso no nos va a llevar a ningún lado. El público lo que ve en la casa es a gente peleándose que no van a llegar lejos».

«Una comunicadora es un ejemplo a seguir, por lo cual tiene que ser alguien que sepa respetar a los demás, ser amigable con los demás, y eso es lo que fue Massiel para mí, una gran amiga, la llevo en el corazón y planeamos hacer muchísimas cosas juntas, así que ya veremos», añadió refiriéndose a la otra cubana que quedó en competencia, Massiel Mantilla.

Sheila se define como una mujer empoderada, dispuesta a tocar todas esas puertas que están esperando por ella.

La cubana Daniela Darlin también fue eliminada de Nuestra Belleza Latina, y dijo sentirse discriminada en el concurso.