cubanos-wifi


El nuevo servicio de Wifi en Cuba ha estimulado el auge del mercado negro en la isla y la facilidad para resolver por la «izquierda». La falta de ofertas y soluciones del gobierno desarrollan un mercado paralelo que permite a los cubanos resolver algunos productos de primera necesidad.

“Es como siempre ha sido, tratamos de resolver como podemos, no nos preocupa realmente de qué forma, el problema es resolver, conectarse”, dice Gerardo, un joven que se ha acomodado con su portátil en un banco del bulevar de San Rafael, en La Habana Vieja, donde funciona una de las áreas de internet inalámbrico.

La conexión aún tiene problemas como dicen algunos usuarios “El precio de las tarjetas es muy caro, porque con una hora no resolvemos, además que la conexión es muy lenta, se cae, te tienes que volver a conectar, y al final eso no es económico para nosotros”, afirmó.

Muchos, sobretodo empresarios privados en la isla aprovechan el Wifi para buscar productos que necesitan en páginas como Revolico que se nutren del mercado negro.