La oficina de prensa del Vaticano dio su versión sobre la presencia de cubanos que no pudieron entrar a la Plaza de San Pedro.


En un correo electrónico enviado a Radio y Televisión Martí el Vaticano dijo que a los cubanos se les ofreció entrar como ciudadanos independientes y no como parte de una protesta.

«El domingo pasado algunas personas quisieron entrar a la Plaza de San Pedro para una manifestación política durante un evento espiritual y religioso, el Ángelus dominical que oficia el Santo Padre. Por lo que sabemos, se les ofreció entrar a la plaza como individuos, no como manifestantes, pero se negaron y continuaron su manifestación en Via della Conciliazione, a poca distancia de la plaza, sin que, según nos parece, ocurriera ningún incidente particular» dijo la Oficina de Prensa del Vaticano.

El pasado domingo cerca de mil cubanos llegaron al Vaticano para entrar a la Plaza de San Pedro durante la lectura del Ángelus y llamar la atención del Papa Francisco sobre la situación en Cuba.

El presentador cubano Alexander Otaola quien convocó el encuentro en Roma denunció durante una conferencia de prensa que el trato dado por las autoridades fue discriminatorio impidiendo la entrada a la Plaza de San Pedro.

Imagenes que se volvieron virales en redes sociales muestran como policías italianos retiran las banderas a cubanos que se encontraban dentro de la Plaza de San Pedro.


Otaola exigió una disculpa del Papa Francisco por el trato dado a los cubanos y convocó a una manifestación frente a la Arquidiócesis de Miami el próximo sábado.