En 2017, Argelia envió 2.1 millones de barriles de petróleo a la Mayor de las Antillas, una cifra que se repetirá este año, dijo esta semana un funcionario de la empresa estatal Sonatrach.


El suministro de crudo argelino, ayuda a compensar la caída de envío de petróleo venezolano a la Isla comunista.

Cuba importa anualmente entre 200 y 300 millones de dólares en productos derivados del petróleo desde el país africano. La Habana y Argel han mantenido una estrecha relación en los últimos años.

Omar Maaliou, vicepresidente comercial y de mercadeo de Sonatrach comentó a Reuters: “En 2017 entregamos un total de 2.1 millones de barriles de crudo a Cuba. Haremos lo mismo este año”.

El régimen cubano ha dependido casi de manera exclusiva de Venezuela para su suministro de crudo, dentro de un programa de asistencia que el gobierno de Nicolás Maduro ha tenido problemas para mantener, ya que los cortes de energía, la falta de inversión, los retrasos en los pagos, y la crisis económico-político y social que vive la nación suramericana han coadyuvado para que vaya en picada la producción de hidrocarburo.


En 2016, La Habana compró petróleo argelino por vez primera, con el objetivo de mezclar con crudo más pesado. PDVSA, la estatal venezolana había suministrado al régimen antes algunos cargamentos de otros tipos de petróleo ligero a la Isla caribeña.

(Con información de Martí Noticias)