septeto-santiaguero


Uno de los grandes grupos de la música tradicional cubana, El Septeto Santiaguero, debutó ayer en la noche en Estados Unidos con un concierto en Nueva York en el Midnight Summer Swing del Lincoln Center.

Fernando Dewer, líder de la orquesta, dijo: «El deshielo favorece muchas cosas. Con el éxito que ha tenido el nuevo disco y con esta coyuntura favorable (…) estaremos más ocasiones por acá» pues que ya tiene acordado regresar a Nueva York en septiembre.

El grupo, con 21 años de trayectoria, presentó su nuevo disco No quiero llanto, el cual es un tributo al dúo Los compadres y cuenta con varios invitados, entre ellos, como voz principal, al salsero dominicano José Alberto «El Canario».

El popular salsero también se mostró complacido con el reinicio de las relaciones diplomáticas entre Washinton y La Habana al destacar que se beneficiarán artistas de ambos países. «Es de allá pa’cá y de aquí pa’lla», dijo. Aunque no habló de los artistas cubanos que viven en Estados Unidos que no pueden visitar la isla.

«Es un momento muy bueno. No se ha detenido la música pero han habido muchas limitaciones. En el tema de los artistas es muy determinante decir que no puede haber separación porque la música es una sola y aunque tengan su inclinación política, no tiene nada que ver con su arte, que tiene que ser universal», afirmó.