El senador cubanoamericano demócrata por Nueva Jersey, Bob Menendez inició su campaña de reelección el miércoles frente a una multitud que lo aclamaba en Union City High School, recogió Fox News.


Según Martí Noticias, Menendez deja atrás la tormenta, dado que el senador ha estado involucrado en un escándalo desde 2015, y a fines del pasado año el Departamento de Justicia desistiera de llevarlo a juicio por segunda vez por cargos de corrupción.

Para algunos las acusaciones que pesaban contra el cubanoamericano eran parte de “una vendetta de la administración del demócrata Barack Obama por su férrea oposición al acuerdo nuclear con Irán y al restablecimiento de relaciones con la dictadura de Cuba por parte del presidente afroamericano”, reporta Martí Noticias.

Menendez se comprometió con sus partidarios a seguir combatiendo las políticas de la administración del presidente republicano Donald Trump, en materia de cuidados de salud, inmigración y cambio climático.

“Hay un presidente en Washington que gasta sus días dividiéndonos y distrayéndonos, pero nunca produciendo para nosotros”, alegó el político de origen cubano.


Según Bob Menendez, bajo la administración de los republicanos “los cuidados de salud se están volviendo más caros, las protecciones ambientales están siendo destruidas y los derechos de la mujer están bajo ataque”.

De acuerdo a Fox News, a fines de enero los fiscales federales dijeron que no volverían a procesar a Menendez por cargos de corrupción y soborno. A principios de ese mes, los fiscales federales dijeron que tenían la intención de volver a enmendar a Menéndez luego de que un juez federal declarara nulo el juicio en noviembre.

“Ciertos elementos del FBI y de nuestro estado no pueden soportar, o incluso peor, aceptar que el chico latino de Union City y el condado de Hudson podría crecer para ser un senador de los Estados Unidos y ser honesto”, dejó en claro el hijo de inmigrantes cubanos de 64 años con respecto a su inocencia.

El caso contra Menendez marcó la primera vez en casi una década que un senador de los Estados Unidos se enfrentó a un cargo federal por soborno, según Fox.

Por otra parte, Mitch McConnell, líder de la mayoría del Senado pidió al Comité de Ética que investigue al legislador por posibles violaciones de la confianza pública y el código de conducta del Senado, información que también recoge Martí Noticias.

Bob Menendez se enfrentará en estos comicios al millonario republicanos Bob Hugin, antiguo CEO de la farmacéutica Celgene Corp.