El senador demócrata por Florida Bill Nelson, quien está peleando un puesto en el senado con el gobernador Rick Scott se defendió de acusaciones de ser pro-Castro asegurando que tiene prohibida la entrada en Cuba.

«De hecho, tenemos un problema en este hemisferio, no solo con Maduro y Chávez antes que él, sino también con Cuba y Nicaragua. Y de hecho, han visto mi posición del anti-Castro durante tantos años que una vez, «Cuando solicité ir a Cuba para ver al compañero estadounidense encarcelado que estuvo allí durante cuatro años, no me dejaron entrar en el país, porque he sido muy dura», dijo Nelson respondiendo a Scott.

The Cuban government will not let me come to Cuba because I have been so vigorously anti-Castro for years and years.» repitió.

Scott acusó a Nelson de estar a favor de las relaciones con Cuba y la política de Obama que abrió las puertas a los vuelos directos y algunas inversiones en la isla.


Según el portavoz de Nelson, Ryan Brown, al senador se le negó una visa en 2014 cuando la esposa de Alan Gross le pidió que visitara a su esposo, quien estaba encarcelado por el régimen de Castro.