Arresto a las Damas de Blanco, febrero/2019 (Imagen tomada de CubaNet)

A propósito del fraudulento referendo constitucional, el régimen de La Habana duplicó las detenciones arbitrarias en la Isla durante el pasado mes de febrero, reportó el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en Madrid, que contabilizó al menos 405 arrestos en el país comunista, informa Martí Noticias.


La acción represiva del Gobierno cubano contra la sociedad civil y opositores no se limitó a los arrestos, también se acometieron confiscaciones de materiales de trabajo, multas, retenciones en domicilios y episodios violentos contra activistas de derechos humanos y observadores electorales independientes.

Las provincias más afectadas fueron Santiago de Cuba, La Habana y Matanzas, según datos compilados por la red de observadores del OCDH.

Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH responsabilizó al régimen de Miguel Díaz-Canel por el aumento de la represión contra los activistas independientes.

«Casi un año después de su designación al frente del país, se mantiene el cerco contra la sociedad civil. Lo sucedido durante el proceso del referéndum constitucional demuestra que, ante las expresiones contestatarias y de descontento por la situación económica, el gobierno de Cuba opta por intensificar la represión, y no por las reformas. La ola de citaciones policiales, incluso posterior al referéndum, reafirma la línea represiva del gobierno y evidencia la preocupación de La Habana por los resultados reales de la consulta constitucional», añadió González Raga.


La Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Damas de Blanco, Foro Antitotalitario Unido, Fundación Cubana por los Derechos LGBTI, SomoMás, Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación, entre otras, estuvieron entre las organizaciones independiente más hostigadas, recoge el Observatorio.