Cuba dona varios libros escritos por el fallecido dictador Fidel Castro a Corea del Norte, según medios oficiales cubanos como una “contribución al aprendizaje de la lengua española” y para el acercamiento de ambos países.

El embajador de La Habana en Pyongyang, Jesús Aise Sotolongo, durante un acto realizado en el “Aula Fidel Castro” de esa casa de altos estudios declaró que el regalo a la Universidad de Estudios Extranjeros de Norcorea “ayudará a que las nuevas generaciones de norcoreanos conozcan nuestra entrañable hermandad”.

Los libros entregados a Corea del Norte incluyen “La contraofensiva estratégica” de 2010, y el segundo libro de Castro (1926-2016), además de una compilación de discursos pronunciados por el autócrata cubano en la ciudad de Santiago de Cuba, luego de hacerse del poder en el año 1959, entre otros textos.

En la universidad mencionada, de Pyongyang, se estudian 22 lenguas extranjeras, entre ellas español, inglés, chino y ruso.


Ambos regímenes totalitarios mantienen una histórica relación desde 1960, de acuerdo a CubaNet coincidiendo con la época de la Guerra Fría.

En la actualidad la dictadura cubana y la norcoreana sostienen varios acuerdos de cooperación en diversos sectores, entre ellos la educación, el petróleo, la agricultura y el comercio, incluyendo intercambios culturales y diplomáticos.

El pasado año, Ri Yong-ho, canciller de Pyongyang, visitó la capital cubana, y fue recibido por Raúl Castro, y el titular de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez.

El actual Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel fue recibido en 2015 en Corea del Norte, donde sostuvo un encuentro con el dictador Kim Jong-Un.

(Con información de CubaNet)