El régimen cubano denuncia «groseras campañas y operaciones subversivas» en su contra, ante el CDH de la ONU/Imágenes tomadas de redes sociales

El régimen cubano denuncia «groseras campañas y operaciones subversivas» desde los ámbitos artísticos e intelectuales en la isla en su contra, y se disfraza de víctima ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas, reporta Diario de Cuba.

Según la emisora oficialista Radio Ciudad Habana, Juan Antonio Quintanilla, representante permanente del Gobierno cubano en ese organismo internacional, denunció se está usando a la cultura «como un arma subversiva» contra su país.


El vocero del castrismo que intervino en los debates previos a la sesión 46 del CDH, que se celebrará el 22 y 23 de marzo, dijo que se están «manipulando los mecanismos de derechos humanos para promover acciones contra el Gobierno» en Cuba.

Haciendo clara alusión a las manifestaciones de descontento popular en la isla, y a la solidaridad que ha despertado entre los cubanos fenómenos como el Movimiento San Isidro y ahora por último el exitazo musical Patria y Vida, un grito de protesta y libertad, que ha resonado a nivel internacional, Quintanilla expresó:

«Cuba enfrentó en las últimas semanas ataques promovidos y financiados desde el exterior para fabricar la imagen de que el sector cultural está contra la Revolución y crear las condiciones para intentar sentarla en el banquillo de los acusados en la arena internacional».

En el mismo orden, para intentar justificar la represión contra jóvenes e intelectuales, que se plantaron frente al Ministerio de Cultura (MINCULT), el pasado 27 de enero, y en noviembre de 2020, el diplomático del régimen dijo que «ningún derecho civil, político o cultural puede invocarse para violar las regulaciones sanitarias en vigor frente al Covid-19 ni la legislación nacional, mucho menos cuando se actúa por órdenes y con financiamiento de una potencia extranjera».