Canciller Bruno Rodríguez/Imagen de archivo

Luego de que el equipo legal del presidente Donald Trump acusara a los regímenes de Cuba y Venezuela de haber interferido en las elecciones estadounidenses, el ministro de Exteriores cubano Bruno Rodríguez, negó la intervención de La Habana en los comicios, a través de unas declaraciones en Twitter.


«Representantes del presidente Trump mienten sin piedad al difundir información falsa sobre la supuesta injerencia cubana en las elecciones estadounidenses. Calumnia pura», señaló en un tuit.

Según el vocero del régimen cubano «en contraste con la política actual del Departamento de Estado de EEUU, Cuba no interfiere en el proceso electoral de otros países».

En una conferencia de prensa el jueves, Sidney Powell, una de las abogadas de Trump, dijo que cada día descubrían «evidencia de la masiva influencia del dinero comunista, a través de Venezuela, Cuba y posiblemente China en la interferencia de nuestras elecciones de EEUU».


«El Dominion Voting Systems y otros software que hay en otras computadores fueron creados en Venezuela, encargados por Hugo Chávez para asegurarse que nunca perdiera una elección», indicó.

Mientras el abogado personal del mandatario, Rudy Giuliani, lanzó acusaciones contra el multimillonario George Soros y contra el régimen de Nicolás Maduro de estar vinculados con el fraude.

«Ustedes deberían estar más sorprendidos por el hecho de que nuestros votos estén siendo contados en Alemania y en España por la empresa vinculada a Chávez y a Maduro», sentenció.

En este contexto demandas del equipo de Trump han sido rechazadas en Michigan y Georgia, ya que según los expertos no ha aparecido evidencias de que haya existido fraude en las elecciones.