Diplomático cubano del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) a cargo de las relaciones con Estados Unidos, Carlos Fernández de Cossío/Imagen de archivo

El principal diplomático cubano del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) a cargo de las relaciones con Estados Unidos, Carlos Fernández de Cossío, expresó que el régimen tiene puestas sus esperanzas en que el nuevo presidente demócrata, Joe Biden, revierta a corto plazo las sanciones que impuso Donald Trump, y reanude así una política de distensión, informó Diario de Cuba citando reporte original de Reuters.


Las promesas de Biden han sido interpretadas por la parte cubana, como sugerencia de reiniciar los nexos de la política de Barack Obama.

El funcionario también cree que la nueva Administración posee el más profundo conocimiento de la Isla en seis décadas.

Según Fernández de Cossío, «no hay duda de que se puede revertir todo en el corto plazo, si esa fuera la voluntad del Gobierno» estadounidense.

Aclarando que La Habana aunque está abierta a un diálogo en beneficio mutuo, no está dispuesta a hacer concesiones políticas a cambio de una flexibilización de las sanciones.


La diplomacia cubana manifestó su optimismo de que Biden haya incluido en su equipo a varias personas que anteriormente han interactuado con el régimen, un aparente guiño al cubanoamericano Alejandro Mayorkas, quien funge ahora como secretario del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, quien fuera el principal negociador del deshielo cuando Obama estaba en la Casa Blanca.

«Este equipo (de Biden) tiene más experiencia que ninguno anterior en los últimos 60 años», sostuvo Fernández de Cossío.

El régimen se ha quejado en múltiples ocasiones de que Trump y su administración republicana impusieron más de 200 sanciones, reforzando el embargo hacia la Isla.

Algunos analistas consultados han dicho que el Gobierno de Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro, espera que el presidente demócrata amplíe los viajes de Estados Unidos a Cuba. Entre otras aspiraciones está que se reabra la Embajada de EEUU en la capital cubana, para el otorgamiento de visados, principalmente.

Incluso el diplomático cubano Carlos Alzugaray, dice que aunque remota, existe la posibilidad de que Biden, con un Congreso y Senado mayoritariamente demócrata pueda levantar el embargo.