El órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), diario Granma dio a conocer que el régimen realizará este domingo 19 de noviembre un “simulacro” de “elecciones” de delegados de circunscripción.


La prensa estatal cubana, lo llama “prueba dinámica”, y está previsto dentro del proceso de “comicios” del Gobierno cubano iniciado en septiembre, y que finalizará en febrero, con el objetivo de “garantizar todas las condiciones y evitar contratiempos el día de la votación”.

Tomás Amarán Díaz, vicepresidente de la Comisión Electoral Nacional (CEN), dijo que está prueba se efectuará entre las 7:00 am y las 12:30 pm con la apertura de los más de 24.300 colegios “electorales” de todo el país.

El “simulacro” incluye el examen de los medios de prensa estatal y su funcionamiento, luego de tales verificaciones, se deberá emitir un informe sobre las incidencias y pasar al ensayo general de los “comicios”.

De acuerdo al vicepresidente de la CEN, “se verificará todo, desde la composición y asistencia de los integrantes de las estructuras electorales hasta las condiciones de los colegios, la iluminación, la existencia de los símbolos patrios, los medios técnicos, el sistema informático, así como la disponibilidad de los materiales destinados al trabajo en las mesas: modelos, folletos y demás recursos”.


Añade el funcionario que, “las mesas electorales y las comisiones a todos los niveles utilizarán datos ficticios. Se repartirán 50 boletas por colegio con caracteres equivalentes a los nombres de los candidatos y se simularán los posibles casos a ocurrir en los comicios, de modo que no exista ningún imprevisto”.

“Queremos que las autoridades electorales analicen las situaciones que se puedan presentar y esto les sirva de entrenamiento, como resumen de toda la capacitación anterior. Se ha hecho una labor muy intensa de preparación y este es un ejercicio práctico e integral que permite evaluar a todo el personal involucrado con la realización de las votaciones, excepto a los electores y los pioneros”, prosiguió Amarán Díaz.

Quien concluyó indicando que las autoridades quieren que “la prueba sea lo más ajustada posible a la realidad”.

Visos de un gobierno totalitario, que requiere el control de todo y de todos.

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, denunció hace unos días que el régimen busca “acabar” con ellas antes de esta farsa electoral.

“No quieren que estemos en las calles como hacemos cada domingo, porque ese día (26 de noviembre) tienen que cuidar los colegios electorales”, afirmó Soler.

Las supuestas “elecciones” que organiza el régimen se inclinan hacia su lado, Miguel Díaz – Canel, vicepresidente cubano, que se prevé sea el sustituto de Castro, si éste abandona el poder en febrero de 2018, expuso abiertamente que su Gobierno estaba “dando todos los pasos para desacreditar” a los candidatos independientes porque si llegaban a las Asambleas Municipales “sería una manera de legitimar dentro de nuestra sociedad civil a la contrarrevolución”.

Y así fue, impidieron a toda costa que los candidatos independientes se postularan a los “comicios”, les fabricaron delitos a algunos, los encarcelaron, los persiguieron, provocaron actos de repudios contra éstos, pero los postulantes independientes no llegaron ni siquiera a eso a postularse.

Manuel Cuesta Morúa, portavoz de la plataforma ciudadana #Otro18, denunció: “El Gobierno violentó todo el andamiaje legal que sostiene el proceso electoral: la Ley 72, los artículos 131, 132 y 133 de la Constitución, artículos fundamentales de la Ley de Procedimiento Penal que regulan cómo se debe tratar a los ciudadanos. Todo para impedir que los candidatos se nominaran”.

(Con información de Diario de Cuba)