Medios locales informaron que el presidente estadounidense Donald Trump deberá contestar por escrito y bajo juramento a las preguntas en el proceso de difamación abierto por Summer Zervos, quien demandó al Jefe de Estado en enero del pasado año, reporta Diario Las Américas.

Ambas partes alcanzaron un acuerdo, presentado esta semana ante el tribunal de Nueva York, encargado del proceso judicial.

Este tipo de testimonio, aun siendo por escrito, debe producirse bajo juramento, si se llega a mentir, se puede caer en perjurio, de acuerdo a las leyes de Nueva York.

Zervos, exconcursante de la quinta temporada del popular programa televisivo “The Apprentice”, presentado por Trump hace años, afirmó en plena campaña electoral en octubre de 2016, que el ahora mandatario había abusado sexualmente de ella.


Trump rechazó esas declaraciones y atacó reiteradamente a Zervos, quien optó por presentar una denuncia por difamación contra el presidente.

Según Zervos el magnate la había manoseado y besado contra su voluntad en el hotel Beverly Hills de Los Ángeles, Trump dijo eran falsas acusaciones en su contra.

Gloria Allred, abogada de la demandante alegó que su clienta decidió declarar al comprobar que era solo “una de las muchas mujeres” afectadas por el comportamiento del actual inquilino de la Casa Blanca.

La víctima aseguró entonces, que retiraría su denuncia “inmediatamente” y sin exigir compensación alguna, si el presidente se retractaba de sus “declaraciones falsas y difamatorias” acerca de ella y la agresión sexual, algo que nunca Trump llegó a hacer.

(Con información de Mundo Hispánico)