Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español considera que es “urgente devolver la voz a los ciudadanos catalanes para que decidan su futuro”.

Por lo que ha disuelto el parlamento catalán y convocó a elecciones autonómicas para el 21 de diciembre.

Rajoy también ha dicho en rueda de prensa posterior al consejo de Ministros que ha aprobado las medidas en Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución.

Añadiendo que “nadie pueda cometer ilegalidades en nombre” de los ciudadanos de Cataluña.


Ha ratificado que son las urnas, las que verdaderamente tienen que establecer “los controles y garantías” y “las que pueden sentar las bases de la necesaria recuperación de la convivencia entre catalanes”.

Apostillando que el Gobierno no desea dilatar esta tarea de recuperar la convivencia, subrayando “ni un minuto más”.

Por lo que defiende convocar lo más pronto posible unas elecciones “libres, limpias y legales, que puedan restaurar la democracia en la comunidad autónoma”, acotó.

(Con información de Cubanet)