El polvo del Sahara ha regresado a Florida dejando esos acostumbrados atardeceres muy coloridos pero también un aire denso que puede llegar a ser muy molesto.

El polvo ayuda a secar la atmósfera, lo que genera más luz solar y significativamente menos lluvias y tormentas. La compensación es el aumento de la luz solar, las temperaturas a menudo se elevan a mediados y superiores de los 90.

El polvo del Sahara es más notorio durante el día, cuando se ve una neblina en la distancia. Este es el polvo mismo que se encuentra en el nivel superior de la atmósfera.

El polvo sahariano es típico en los meses de julio y agosto en el área del estado de la Florida.