El plan de reforma tributaria que recorta los impuestos, propuesto por el presidente estadounidense, Donald Trump ha sido aprobado por un voto, 12 a 11 por el Comité de Presupuesto del Senado.


Tras la victoria se espera que el proyecto entre en discusión en una larga jornada, en el pleno del Senado el jueves.

El plan fiscal promovido por el mandatario estadounidense ha causado cierto estrés en México, pues algunos analistas opinan que si se logra aprobar un recorte de impuestos empresariales podrían salir capitales del país azteca.

La opción de una reforma fiscal en caso de que sea requerida está sobre el tapete.

El futuro del plan fiscal se encontraba en el aire, luego de que dos republicanos, Bob Corker y Ron Johnson se habían enfrentado al proyecto, pero en conclusión retiraron sus objeciones.


Bob Corker anunció que votaría para aprobar la medida impositiva, ya que llegó a un acuerdo con redactores del plan tributario sobre un esquema general de ingresos; la postura del republicano descartó un obstáculo significativo, y los líderes del Senado votarán su plan antes de que concluya la semana.

El plan que se discutirá en el Senado es diferente al que ya fue aprobado en la Cámara de Representantes, tendrían que ser conjugados ambos proyectos en un documento final y aprobado por ambas cámaras.

Pese a que controlan la Casa Blanca y el Congreso, los republicanos y Trump no han alcanzado grandes triunfos legislativos, éste es de relevante importancia para consolidar el poder en Washington con vistas a las elecciones legislativas en 2018.

(Con información de Mundo Hispánico)