En Florida, el mes pasado al menos 35 manatíes murieron a causa del síndrome de estrés, que le ocasionan las bajas temperaturas, arrojó un estudio preliminar de la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna en Florida (FWC), que citó Efe.

De acuerdo a El Nuevo Herald, las muertes tuvieron lugar durante los primeros 26 días de enero, y son cinco veces más que las que ocurrieron durante el mismo lapso de tiempo en 2017.

La FWC precisa que a estas muertes se suman otras diez que causaron embarcaciones durante el pasado mes.

Los manatíes de Florida migran durante inviernos a hábitats de aguas cálidas como manantiales naturales y canales de descarga de plantas de energía industrial, informó la Comisión.


El síndrome de estrés puede ser ocasionado por la exposición de los manatíes a temperaturas del agua inferiores a 68 grados Fahrenheit (20 grados Celsius) durante períodos prolongados.

¿Qué trastornos involucra este mal? Desde factores metabólicos, nutricionales e inmunológicos, y los síntomas pueden incluir pérdida de peso, lesiones o abscesos en la piel, hasta pérdida de grasa interna, deshidratación, estreñimiento y otros trastornos gastrointestinales.

Durante una ola de frío en 2010, murieron 151 manatíes en Florida.

Estos mamíferos, son considerados como una de las especies clave del estado del sol, ya que su comportamiento puede alertar a los expertos sobre los cambios ambientales y de hábitat.

(Con información de Diario de Cuba)