Papa Francisco. Foto: Captura de Pantalla Youtube

El Papa Francisco perdió la paciencia con una mujer que lo agarró de la mano.

La imagen que ha recorrido al mundo mostró a un Papa visiblemente molesto que le dio unos manotazos a la mujer y se alejó con cara de contrariado.

El Papa pidió perdón por «el mal ejemplo» al mostrar su enojo al ser agarrado de manera repentina.

«muchas veces perdemos la paciencia. Yo también» dijo.