El Papa Francisco ha declarado su apoyo a las uniones civiles para parejas del mismo sexo por primera vez, según la Agencia Católica de Noticias.


El Papa hizo las declaraciones históricas en «Francesco», un nuevo documental dirigido por el cineasta ruso Evgeny Afineevsky, que se estrenó en el Festival de Cine de Roma el miércoles.

«Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debe ser expulsado o sentirse miserable por ello», dijo el Papa en la película, la Agencia Católica de Noticias informó.

«Lo que tenemos que crear es una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente», dijo el Papa.

Aunque nunca se había expresado en contra de las uniones civiles, esta es la primera ocasión en la cual el Papa se pronuncia abiertamente a favor de ellas.


Los comentarios de Francisco difieren de los de su predecesor, Benedicto XVI, quien fue noticia cuando calificó la homosexualidad como «un mal moral intrínseco».

El padre jesuita James Martin, que ha abogado por que la iglesia dé la bienvenida a las personas LGBTQ, dijo que los obispos de muchos países, incluidos algunos en Estados Unidos y Polonia, que están «violentamente en contra» de las uniones civiles, tendrán que repensar sus posiciones.

«Está creando un nuevo espacio para las personas LGBT … Lo dice de manera oficial y está siendo muy claro. No es simplemente que lo tolere, lo está apoyando», dijo Martin a Christine Amanpour de CNN el miércoles.

En los Estados Unidos, el obispo Thomas Tobin de Providence, Rhode Island, pidió más aclaraciones y dijo que los comentarios de Francisco contradicen las enseñanzas de la iglesia sobre las uniones del mismo sexo.

«La Iglesia no puede apoyar la aceptación de relaciones objetivamente inmorales», dijo Thomas en un comunicado. «Las personas con atracción por el mismo sexo son hijos amados de Dios y deben tener sus derechos humanos personales y derechos civiles reconocidos y protegidos por la ley. Sin embargo, la legalización de sus uniones civiles, que buscan simular un matrimonio santo, no es admisible».

Ed Mechmann, director de políticas públicas de la Archidiócesis de Nueva York, describió los comentarios del Papa como un grave error que puede generar mucha confusión.

«En este caso, creo que tenemos que reconocer que el Santo Padre se ha equivocado claramente», escribió Mechmann en una publicación de blog. «Los católicos no pueden promover la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo. Pero también tenemos que dejar claro que él no está cambiando la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad o las uniones entre personas del mismo sexo de ninguna manera».

Hasta el momento el Papa no ha emitido ninguna declaración sobre el polémico tema.