Un soldado francés abrió fuego a un sujeto que ha penetrado en el museo del Louvre, con un cuchillo y un machete gritando, «Alá es el más grande».

Al darle el alto, el individuo atacó a los militares, infringiéndole heridas en el rostro a uno de ellos. En ese instante el soldado más cercano le disparó hiriéndolo gravemente.

«Los hechos sucedieron sobre las 10 de las horas cuando un hombre, que llevaba dos bolsas en la espalda, desciende la plaza del Carrousel en dirección al Louvre. El atacante se precipitó hacia policía y militares gritando Allah Akbar», afirmaron, los agentes policiacos.

Producto de este suceso, las autoridades han evacuado el museo, y también las zonas aledañas limitando, además, la circulación del metro.


Más Tarde hicieron una segunda detención. «Los investigadores están tratando de determinar si tiene vínculos con el agresor», ha explicado, Pierre-Henri Brandet, del Ministerio del Interior francés.

El primer ministro francés, Bernard Cazenueve, ha manifestado que «aparentemente» el ataque es un suceso «de carácter terrorista», pero se investigará para lograr la confirmación de este punto.