Barack y Michelle Obama recibieron a Donald Trump y su esposa Melania en la Casa Blanca y ocurrió toda una confusión de protocolo.


Melania llego con un regalo para Michelle lo que desencadeno en una confusión que obligo a Barack Obama a intervenir y decir medio en broma medio molesto «Ya se acostumbraran al protocolo».

Obama trato de organizar los puestos de cada cual e incluso se encargó de quitar el regalo de las manos de Michelle «Nosotros tenemos que respetar el protocolo» dijo Barack.

Las redes sociales han realizado numerosos burlas del rostro de Michelle Obama en toda esta situación.