Una nueva medida ha comenzado a regir en La Habana desde el 1 de febrero, y en el resto de la Isla entrará en vigor a partir del 19 de este mes, anuncia el diario Granma.


El MINSAP (Ministerio de Salud Pública) ha instaurado un nuevo modelo de recetas médicas con el fin de evitar “delitos e ilegalidades producidos con el uso indebido de los medicamentos”.

En medio de un profundo y notable desabastecimiento de fármacos, llega la decisión del MINSAP; a finales del pasado año, el déficit alcanzó 49 medicamentos, de ellos 44 de producción nacional y cinco importados, detalló Roberto Morales, titular de salud al Parlamento.

La falta de materias primas contribuyó al desabastecimiento, pero además el Gobierno señala que la sustracción de tabletas, especialmente de analgésicos, antipiréticos y otros mucho más costosos son desviados de la red estatal para ser comercializados en el mercado negro, acotó el ministro.

El MINSAP en aras de intentar frenar este tipo de “desviaciones”, modificó el anterior modelo oficial de receta médica al añadir “un cuño institucional” pasa uso exclusivo de la receta, que se reflejará en la parte derecha superior”, puntualiza la prensa estatal.

El doctor Emilio Delgado Iznaga, director de Medicamentos y Tecnologías Médicas del Ministerio de Salud, precisa que el cuño tendrá cuatro formas geométricas diferentes: triangular para las instituciones de nivel nacional, circular para hospitales, rectangular para policlínicos y en forma de polígono para otras instituciones de salud.


Y para evitar que en la capital circulen recetas de otras provincias, cada modelo debe llevar también el número del carné de identidad del paciente, además de que las que ya circulan en La Habana traen añadido el nombre de la provincia en la parte inferior.

El órgano oficial del PCC (Partido Comunista de Cuba) explica que “las recetas médicas tienen validez en la red de farmacias de la provincia donde labore el médico prescriptor”, pero aclara que no fuera de ese territorio.

Para evadir el desabastecimiento local, los pacientes han recurrido a comprar los medicamentos en farmacias estatales de otras provincias.

Luego de la implementación de los nuevos modelos, se permitirá la circulación de ambas recetas, la anterior, y las nuevas, durante 15 días hábiles posteriores.

(Con información de 14ymedio)