Inmigración

El MININT revela que más de 230 cubanos intentaron salir de Cuba con documentos fraudulentos el pasado año

Tatiana Pupo Gómez, funcionaria de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería  (DIIE) del Ministerio del Interior, dijo en televisión estatal que más de 230 cubanos intentaron salir de la Isla con documentos falsos en 2021, pero terminaron siendo descubiertos por agentes de Inmigración en el aeropuerto de la Isla. 

“Documentos que sirven para transitar por territorios de Centroamérica, con el objetivo final de llegar a territorio norteamericano”, indicó Pupo Gómez. 


La mayoría de estos visados fraudulentos que han identificado en los puntos de control, eran para viajar a México, nación que los cubanos y otros latinoamericanos atraviesan para llegar a Estados Unidos.  

Como de costumbre la prensa oficialista intentó culpar al gobierno estadounidense de alentar la migración ilegal, haciendo caso omiso al descontento económico político y social que tiene el pueblo cubano, por el estancamiento financiero y la falta de libertades en el país antillano. 

Según un editorial de Los Angeles Times, “desde el 1 de octubre al 30 de septiembre- fueron interceptados en el mar 595 cubanos, una cifra récord si se consideran los 49 de todo 2020 -atípico por la pandemia- y los 313 de 2019”. 

Y tan solo del 1 de octubre al 30 de junio, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos registró a 26.196 cubanos que intentaron ingresar a territorio estadounidense sin documentos. 

Por otro lado, de acuerdo a un reporte de Martí Noticias, más de 8 mil cubanos pidieron refugio en México en 2021, dio a conocer el pasado 4 de enero, el responsable de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), Andrés Ramírez. 


Las estadísticas revelan que una cifra total de 8.319 cubanos pidieron refugio en tierra mexicana el pasado año.  

Hay que recordar que durante 2021 se agudizó la inflación en la Mayor de las Antillas con la errónea política del Ordenamiento Monetario en medio de una pandemia, trayendo como consecuencia que los precios de alimentos, y de otros productos y servicios se dispararan y se volvieran todavía más inaccesibles para los cubanos de lo que eran antes, al tiempo que se incrementó también la persecución a opositores y en general a la sociedad civil. 

Este panorama provocó el estallido social del 11 de julio, por lo que ahora se contabilizan centenares de presos políticos, decenas de ellos menores de edad, condenados por la dictadura en juicios sumarios. 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *