El huracán Harvey ha aumentado a una tormenta de la categoría 3, según el Centro Nacional de Huracanes.

La combinación de fuertes lluvias, oleadas de tormenta, inundaciones y fuertes vientos podrían provocar daños al sur de Texas y dejarlo «inhabitable por semanas o meses», dijo el Servicio Meteorológico Nacional de Houston. Tal lenguaje desalentador no ha sido visto por los expertos de CNN desde el huracán Katrina, que dejó más de 1.800 personas muertas en 2005.

Las autoridades pidieron a los residentes evacuar las zonas. Un éxodo masivo de la costa causó atascos extensos a lo largo de las carreteras del estado, mientras que otras personas aseguraron a las ventanas y se abastecieron de comida y agua antes de la tormenta, cuyos efectos se espera que duren días.