El Heat de Miami venció 115-113 a los Timberwolves de Minnesota y sumó su triunfo número 11 consecutivo en la campaña, la noche del lunes en el Target Center, en Minneapolis, informó el Nuevo Herald.


Con la victoria, el equipo de Miami alcanzó un récord de 22-30 y se encuentra metido en la lucha por entrar a los playoffs. Los Pistons de Detroit, los Hornets de Charlotte y los Bucks de Milwaukee son los enemigos a vencer para llegar al octavo casillero que da pasaporte a la postemporada.

Se trata de la segunda racha victoriosa más larga de la temporada, detrás de los 12 triunfos seguidos que tuvieron los Warriors de Golden State en noviembre pasado.

Goran Dragic fue el mejor anotador del Heat con 33 puntos y nueve asistencias, además embocó siete triples, la mayor cifra en su carrera; lo acompañaron en productividad Hassan Whiteside con 19 puntos y 13 rebotes; y Rodney McGruder con 15 puntos.

El entrenador del equipo, Erik Spoelstra destacó el rendimiento de McGruder, de quien dijo que apareció en los momentos más difíciles del partido sobre todo en los tramos finales.


En la segunda gira de cuatro partidos, el Heat continuará su viaje en Milwaukee, el miércoles. Los Bucks contituyen enemigos directos en la lucha por meterse en los playoffs. Spoelstra afirmó el lunes, tras el triunfo en Minnesota, que el Heat debe aplicarse más en defensa.