El gobierno cubano se queja de que los intercambios entre universidades de Estados Unidos y Cuba han disminuido desde la llegada al poder del presidente Donald Trump, reportó Diario de Cuba.


La llegada a la presidencia del republicano en enero de 2017 ha «afectado sensiblemente los intercambios educativos, científicos, culturales y académicos de instituciones de la Isla», dijo María Victoria Villavicencio, directora de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación Superior (MES).

Villavicencio dijo que las afectaciones al sistema educacional han aumentado considerablemente por la imposición del embargo estadounidense. Dijo que las sanciones «han atentado no solo contra el desarrollo de los centros educacionales y científicos de aquí, sino también contra el crecimiento profesional de investigadores, profesores y alumnos de los dos países», citó Juventud Rebelde.

El embargo también limita el acceso a tecnologías, equipamientos y determinadas investigaciones a las universidades locales, que «han dejado de recibir ingresos importantes por concepto de exportación de servicios», según la directora del MES.

Cuba está en campaña para aprobar en la ONU una resolución contra el embargo el próximo 31 de octubre. Por su parte Washington intenta impulsar un conjunto de enmiendas dirigidas a denunciar las violaciones de libertades y los derechos humanos en la isla.