El gobernador de la Florida, Rick Scott ha firmado una serie de reformas para la justicia juvenil, que han sido aprobadas por la Legislatura este mes.


Por primera vez en una década, los oficiales de libertad condicional y detención de menores de Florida verán un aumento en sus salarios, gracias a un aumento en el presupuesto estatal como parte de estas medidas.

El aumento salarial general del 10% para los oficiales de libertad vigilada y de libertad condicional, se incluyó en el plan de gastos del año 2019 del Departamento de Justicia Juvenil de un total de $ 589.4 millones, rubricado por Scott la semana pasada.

El presupuesto incluye $ 2 millones en “bonos de retención” para el personal de cuidado directo en programas juveniles privados, donde el pago puede comenzar por debajo de $ 20,000, además de los aumentos para empleados estatales.

El senador estatal Jeff Brandes, que preside el Subcomité de Asignaciones de Justicia Criminal y Civil, y dirigió los artículos presupuestarios y la legislación, dijo que los esfuerzos para reformar el sistema de justicia juvenil del estado tomarán al menos un par de ciclos legislativos, especialmente dadas las limitaciones financieras de la sesión de este año, que fue destrozada por la masacre del Día de San Valentín en el campus de una escuela secundaria de Parkland.


Según el republicano de San Petersburgo, Brandes, lo primero que debían hacer era aumentar los salarios, “si solo podemos pagarle a los oficiales $ 12 por hora, obtendremos $ 12 por cada hora de empleados, tenemos que llegar a una cifra con la que podamos obtener empleados de mayor calibre”.

La masacre de Parkland produjo ajustes en el presupuesto, como $ 400 millones en nuevos gastos en seguridad escolar y salud mental después de que un joven de 19 años con problemas trajo un rifle AR-15 al campus de Marjory Stoneman Douglas.

Por otra parte el Departamento de Correcciones, por ejemplo, “se redujo en un 3,6 por ciento debido a la falta de fondos para los servicios de salud de los reclusos y otras reducciones presupuestarias”, dijo la portavoz de la agencia, Michelle Glady.

Los legisladores también aprobaron dos nuevas leyes destinadas a mejorar las condiciones para los jóvenes delincuentes.

La pasada semana, el gobernador del estado del sol, firmó una ley que permite a los miembros de la Legislatura, los fiscales y los defensores públicos realizar inspecciones sorpresa de las instalaciones. Esa ley fue presentada después de que los legisladores, recorriendo los centros de detención del sur de la Florida en reacción a la investigación de Miami Herald, y declararon que las condiciones eran “deplorables”.

Una disposición en la ley estatal también permitirá realizar inspecciones rutinarias y no anunciadas de cárceles para adultos.

Las nuevas reformas “garantizan que las instalaciones residenciales y de detención juvenil de Florida sean entornos seguros y saludables para los jóvenes y el personal”.

(Con información de Miami Herald)