El fin de la política pies secos pies mojados comienza a dejar drama y separación de familias de la manera más cruel.

Una cubana quedo del lado de México mientras su esposo logro pasar siendo uno de los últimos en beneficiarse de la anterior política migratoria.

Esta cubana quedo en la fila justo antes de ser procesada cuando pararon de aceptar cubanos.


La mujer decidió que iba a regresar a Cuba con su hija que está en la isla.