Un cubano Damián Piñón Alonso denunció cómo fue maltratado por una dependiente en una tienda recaudadora de divisas en La Habana Vieja, un hecho muy común en Cuba, donde a veces los mismos cubanos se convierten en enemigos de los demás nacionales, y logran empeorar el descontento popular ante la escasez, y el alto costo de la vida, para quienes los salarios no superan los 30 CUC mensuales.

Tomado de las redes sociales, Cuba en Miami recogió el texto íntegro del cliente harto de los atropellos y abusos entre los mismos cubanos.

“Hasta cuando seremos maltratados por nosotros mismos dentro de nuestro propio país…..Hoy entre en un mercado que está en la calle O’Reilly entre Aguacate y Villegas, en la Habana Vieja, en busca de jabón, Jabón Lux, después de caminar muchas tiendas y no encontrarlo, cuando entre enseguida los vi, que alegría, el estante estaba lleno, pero ahí fue donde me cayó el jarro de agua fría. Cuando le pido a la dependiente que me vendiera 2 jabones Lux, está con su cara muy fresca me dice que hasta mañana no los podía vender, yo me quedé que no entendía, miraba al estante y ahí estaban, con su precio y todo, cuando al fin reaccionó le pregunté qué porque no me los podía vender y está me contestó, que se había pasado el día acomodándolos y que hasta mañana no los vendería, le dije, mire si ya la mercancía está en el piso, con su precio y todo usted tiene que venderlos y saben cuál fue su respuesta,.. Ay señor no se bañe hoy, fue cuando decidí tomarle fotos al estante y le dije, estas son las cosas que hay que subir a Internet, cuando ella me vio tomando las fotos y determinado a subirlas, me llama y con un tono irónico me dice a ver venga cuántos jabones quiere, una caja, y le dije no yo quiero 2 e igual me parece una falta de respeto. De más está decir, que no había un jefe, ni gerente de tienda ni nadie”, escribió en la red social Facebook, junto a imágenes de los jabones con su precio.


“Estos abusos, está falta de respeto a los clientes, este atropello, son las cosas que espero algún día dejen de existir en este país. Ojalá y Dios ponga su mano….Aquí les muestro como estaba lleno de jabones los estantes. Si les parece que pueden ayudarnos con este indignante hecho, compártanlo con todos sus amigos y que se haga viral”, añadió Piñón Alonso.

Rápidamente la publicación fue comentada por otros internautas, muchos aquejados del mismo mal, Pedro Pilar Montano, residente en España expresó: “He leído su queja justa del maltrato, soy cubano y vivo en España y lo peor que tenemos es lo que usted plantea no hay peor enemigo que el mismo compatriota nos maltratan hasta sufrir…”

“Aunque no lo crean les diré que no es un caso aislado desde el año 1959 pasa estas cosas. Y solo se quitará cuando la dictadura no exista”; “Así es cuando algo es de todos pero no es nadie. Peores maltratos he recibido yo en las tiendas de cuba y cuando reclamo mi derecho como cliente. Me han llamado de Cliente DIFICIL”; “Lo que pasa dentro de la isla no tiene nada que ver con los cubanos que estamos afuera. Vivo en Canadá hace muchos años y como yo comparto a diario con muchos cubanos profesionales en Toronto. Las generalizaciones nunca son buenas y no se puede juzgar a millones de cubanos en el extranjero por 2 o 3 que les sirva su descripción”, escribieron algunos, que realmente se tomaron el tiempo para tomar conciencia con respecto a este fenómeno, y debatir. La publicación ha sido compartida miles de veces.